Colaboración/Educación/Laboratorio

La Mo(oc)mificación de la educación

Hace aproximadamente un año escribí un post titulado To mooc or not to mooc, donde hacía un repaso al fenómeno de los MOOCs (Massive Online Open Courses) desde sus inicios en 2008 (Siemens y Downes) hasta ese momento (diciembre 2012) y donde identificaba, lo que desde mi punto de vista, eran las fases por las que había pasado los MOOCs (1. La etapa de lo pioneros y del salvaje oeste; 2. La admiración, la moda y lo hype; 3. El cuestionamiento y las dudas).

Acción poetica

Acción poetica

En ese mismo post señalaba también algunas de las preguntas claves que entonces (y parece que aún) demandaban respuestas (modelo pedagógico, modelo económico, modelo académico, modelo de certificación, modelo de relación con las tradicionales universidades y incluso modelo de negocio y de sostenibilidad) y terminaba proponiendo abordar el tema desde la perspectiva y la forma de hacer del laboratorio, es decir, desde la adecuada combinación de experimentación y reflexión, valorando con la calma que el asunto requiere (nada más y nada menos que parte de nuestro futuro), sopesando con detenimiento los pros y los contras, los matices y las aristas, avanzando desde el debate, la conversación, la acción y el análisis, pero siempre más desde el hacer que desde la teoría. Aprender haciendo, perder teorías al estilo de Vila-Matas, pero no perdiendo nunca de vista el interés de los alumnos, manteniendo siempre en el centro del debate la pregunta sobre la que debe pivotar toda discusión en torno a la educación: el para quién. Haciéndonos constantemente la pregunta de quién es el dueño del aprendizaje, a quién pertenece el aprendizaje.

Seguimos fascinados por los moocs

Casi doce meses después, dos años después de su popularización en 2011 por el Curso de Inteligencia Artificial de Thrun y Norvig y cinco desde el curso fundacional Moocs & Mookies de Siemens & Downes, seguimos fascinados por los MOOCs. No ha habido una semana en la que no se haya publicado algún artículo de interés sobre el tema. Estuvieron incluso presentes a principios del 2013 en el debate sobre el estado de la nación en Estados Unidos, poniendo de acuerdo a los Demócratas representados por el mismísimo Barack Obama con los Republicanos del senador Marco Rubio. En este último año se han doblado también las entradas que devuelve el buscador de google (4.380.000 resultados ahora frente a los 2.640.000 de diciembre 2012) y han aumentado sensiblemente también los artículos recogidos en Google Scholar.

De hecho, nos hemos puesto todos, con más urgencia que necesidad o interés, a hacer moocs, a convertir en mooc todo lo que se movía y en algunos países como en España (siempre tan extrema) a hacerlo a un ritmo y en una cantidad que no parece proporcional a nuestro tamaño relativo en el ámbito de la Educación Euperior (ver infografía del proyecto Open Education Europa) y, desde, mi punto de vista salvo, excepciones (mooc24mooc) con poco debate verdadero.

Un interés creciente

Ya no es sólo una cuestión de emprendedores en busca de un nuevo océano azul. Han crecido (en tamaño, negocio y alcance) las plataformas existentes (Coursera, Udacity y Edx) y han surgido nuevas e interesantes iniciativas (Iversity, OpenupEd, unX, FutureLearn, Open2Study ). Se han puesto en marcha también grandes iniciativas a nivel nacional y europeo como el proyecto recientemente anunciado por la Comisión Europea, Open Education Europa, un portal que reúne las iniciativas europeas en el ámbito de los Recursos Educativos Abiertos (OER) con una especial atención a los Moocs. El gobierno francés acaba de anunciar también, como no podía ser de otra manera, el desarrollo de una plataforma francesa (y en francés) de MOOCs dentro de su Plan Estratégico para la Universidad Digital (France Université Numérique), la Fundación Gates ha puesto en marcha un programa de becas e investigación sobre los MOOCs y el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha llegado a un acuerdo con el consorcio formado entre el MIT y Harvard, Edx, para proveer de formación especializada a altos funcionarios y a gobiernos.

En esa misma línea Harvard ha anunciado hace menos de un mes su interés por los SPOCs (Small, Private, Online, Courses), el B2B de los MOOCs, un producto mucho más monetizable, según palabras de Agarwal (CEO de edX). Y en el último mes hemos oído hablar del primer MOOC donde los alumnos van a tener que hacer investigación, el Massive Open Online Research (MOOR) o del gran interés que están mostrando los departamentos de recursos humanos de las empresas hacia los moocs, tanto como plataforma alternativa de reclutamiento como de formación continua de sus equipos.

Mooc vs Dooc. Vía Media Praxis

Mooc vs Dooc. Vía Media Praxis

Un debate abierto

El año también nos ha ofrecido interesantes debates y sólidos argumentos tanto desde el lado de los “defensores” como desde el de los oponentes. Algunos colectivos y muy sonados como la carta abierta a Michael Sandel (Catedrático Harvard) escrita por todo el departamento de filosofía de la Universidad de San José, y en la que rechazaban impartir el curso de filosofía desarrollado por éste último para edX por razones como la descontextualización o la falta de atención a la diversidad del curso, y otros, más individuales, desde la esperada y necesaria aproximación de las humanidades (Moocs & Humanities o Why Moocs won’t revolutionize higher ed), I’m a MOOC (Mrs Smith).

No han faltado grandes aportaciones de referentes del mundo de la educación y la tecnología como Audrey Watters en su excelente blog Hack Education o Jesse Stommel (Mooc while you sleep & The Mooc is not a thing) responsable junto con Michael Morris del primer meta mooc (MOOCMOOC) y uno de los colaboradores de la excelente página  Hybrid Pedadogy. Tampoco las aportaciones desde el lado de los defensores como The Mooc Wars o el recentísimo y más que interesante Five Myths about Moocs.

Ha habido informes sobre resultados (Primer Informe de resultados de los MOOCs de la Universidad de Liverpool), libros blancos como el completo Moocs and Open Education: Implications for Higher Education de Li Yuan y Stephen Powell o notas de alto nivel político como Introduction to Moocs: Avalanche, Illusion or Augmentation de Unesco.

Tampoco han escaseado las aproximaciones desde el punto de vista de la innovación educativa y la prospectiva tecnológica como los Informes Innovating Pedagogy (2012 y 2013) publicados por la Open University o el mismo Horizon Report HigherEd 2013.

En nuestro país y en español y sólo por señalar algunos, la falsa disrupción de los moocs: la invasión de un modelo obsoleto (@eraser, @ainhoaeus, @mertxejbadiola), el aprendizaje está en el laboratorio (ODT, Carla Boserman), Entendiendo los MOOCs (Diego Leal Fonseca), 16 cosas aprendidas sobre los Moocs (Andrés Pedreño), el Reto de monetizar los Moocs (Juan Luis Manfredi) o Moocificar la enseñanza o expandir los Moocs de Fernando Trujillo.

Acción poetica

Acción poetica

Podríamos seguir con la recopilación. Es casi infinita. Basta lo anterior para comprender que el tema sigue provocando un enorme interés, que el término es polisémico, que las posturas andan bastante polarizadas y que los argumentos en juego son más que relevantes: democratización de la educación, descapitalización, desmantelamiento del saber, accesibilidad y oportunidades para todos o educación de calidad para unos pocos, personalización y masificación, pedagogías innovadoras frente a metodologías ausentes o superadas, beneficio económico frente a la preservación de un bien común, insostenibilidad del modelo y mercantilización del conocimiento, descontextualización del conocimiento frente a globalización del acceso. Si algo se echa de menos en el debate es escuchar la voz de los alumnos, ausentes hasta el momento en el tira y afloja.

La Mo(oc)mificación de la educación

En los últimos doce meses hemos oído hablar de McDonalizacion y de Walmarización de la educación. De avalanchas y de tsunamis, de retrocesos al fordismo y de innovación disruptiva e híbrida. Desde mi punto de vista el verdadero peligro al que nos enfrentamos es el de la Mo(oc)mificación del debate en torno a la transformación educativa. Y no tanto porque el peligro esté en que toda la educación se convierta en una gran y próspero MOOC, como porque, asistamos a una larga y extenuante batalla de trincheras, con posturas demasiado enfrentadas que nos lleven a un lento proceso de estancamiento y de preservación de lo actual y que provoque en última instancia el mantenimiento sin cambio de un sistema que claramente necesita una transformación. Que no ganen ni unos ni otros, sino los silenciosos que buscan el inmovilismo.

Esto no es una pipa. René Magritte

Esto no es una pipa. René Magritte

Los MOOCs han muerto. Vivan los MOOCs

Parece que lo que realmente necesitamos es moocificar la educación pero también educar a los MOOCs. Coger lo mejor de éstos e incorporarlo para repensar el qué, el cómo, el dónde y el para quién de la educación. Pero al mismo tiempo, enriqueciendo los MOOCs con años de discusión pedagógica y mejora a través de la metodología y la innovación para no volver atrás.

Bienvenidos sean los MOOCs si esto nos permite transformar para mejor el sistema educativo y si, por el camino, perdemos lo Masivo que sea a favor de la Personalización y la atención a la diversidad; si tenemos que dejar de lado lo Open que sea a cambio de más y mejor Aprendizaje, si lo Online nos estorba llamémoslo red y preocupemonos por los entornos y, por último, si debemos abandonar la idea del Curso, como algo completo y perfectamente estructurado, que sea favor de más Flexibilidad, más personalización y más adaptación a las necesidades del que aprende.

Si debemos dejar de hablar de MOOCs que sea entonces para subirnos a la idea del aprendizaje en red, de las comunidades de aprendizaje, del aprendizaje entre pares, experimentando, del aprendizaje conectado, automotivado y autoconstruido (DIY) y que priorice el acceso a contenidos abiertos (REA). El aprendizaje que sucede en cualquier sitio: en los hackatones, en los medialabs, en los barcamps, en las ferias Maker, en los espacios de coworking, en las cafeterías y en las plazas, en los 15ms y en los Campos de Cebada. Si tenemos que abandonar los MOOCs que sea a cambio de poner en valor los Entornos y las Redes Personales de Aprendizaje (PLN y PLEs). Que sea para hacer de la Web nuestro MOOC. Que sea a favor del aprendizaje abierto.

12 pensamientos en “La Mo(oc)mificación de la educación

  1. Pingback: La Mo(oc)mificación de la educaci&oacute...

  2. Pingback: La Mo(oc)mificación de la educaci&oacute...

  3. Pingback: La Mo(oc)mificación de la educaci&oacute...

  4. Un ingrediente que me parece fundamental es retomar el discurso del vínculo íntimo entre humanos que actúa como disparador del aprendizaje. Hablo de esa conexión profunda, de ese flujo de conocimiento tácito que engrandece el aprendizaje. ¿Se da en un MOOC? Depende, sobre todo, de la actitud de quien quiere aprender. Esto suele superar cualquier tipo de barrera. MOOC es un medio para un fin. Puede que merezca la pena no endiosat tanto los medios.
    En cualquier caso, bienvenidas sean las opciones.
    Carlos, tremendo el artículo que has publicado. Todo un completísimo repaso del estado de la cuestión.

  5. Pingback: Paradojas modernas: de multitudes y de personas | Consultoría artesana en red

  6. Habrá millones de resultados sobre MOOCs en Google pero no creo que exista un mejor artículo de estado del arte. Gracias Carlos por invitarnos a la reflexión y el debate.

  7. Gracias Julen y Tíscar por vuestros comentarios. Como me gustan las formas de hacer (esto de comentar los posts que ya nadie hace :-) que tenéis los pioneros y los maestros de todo esto :) besos

  8. Pingback: TISCAR :: Comunicación y Educación en la era digital » MOOC: estructura didáctica, tecnología y socialización

  9. Muhcas gracias por este post plagado de referencias y reflexiones muy interesantes y absolutamente pertinentes.

    Me quedo con ganas de mirar, cuando tenga tiempo post #REDducación, los sistemas que están implementando franceses y demás…creo que hay mucho por hacer y por pulir…cuando acabe el mooc, espero escribir y compartir mi experiencia de usuario. pero he de retomarlo…

    Seguimos y gracias por el post!!

  10. Pingback: La Mo(oc)mificación de la educaci&oacute...

  11. Pingback: Me gustan los Moocs | co.labora.red

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s