Cultura digital/Educación

Narramos para darle sentido a nuestras vidas

Pensábamos que ir a la biblioteca nos hacía más sabios, que asistir a la escuela nos educaba y que pasear por un museo nos acercaba a lo irrepetible pero hoy la información es abundante y ubicua, el aprendizaje sucede en cualquier lugar y en cualquier momento, la realidad es construida y todo, incluida la misma realidad, es replicable hasta el infinito.

Exploring the role of entanglement in brain physiology. Rosario Gulino. CC 4.0 by-sa

Exploring the role of entanglement in brain physiology. Rosario Gulino. CC 4.0 by-sa

¿Qué sentido tienen hoy la biblioteca, el aula o el museo cuando el conocimiento es abundante, accesible y está por todos los lados?. Cuando todos los días cruzamos varias veces la frontera entre lo real y lo virtual, la copia y el original, lo formal y lo informal.

¿Qué buscamos hoy cuando vamos a la escuela, a la biblioteca o al museo? ¿Qué papel jugamos? ¿Seguimos siendo solo alumnos, oyentes, lectores y espectadores? ¿Sigue teniendo sentido la distinción entre creador y espectador, entre autor y consumidor, entre experto y lego, entre profesor y alumno?

¿Qué diferencia a una escuela de una biblioteca o a un museo de un archivo si todos parecen ocuparse más de transmitir que de crear, de preservar el pasado que de construir el futuro?.

Josh's New Wheelchair. Anna Jones. CC 2.0 by

Josh’s New Wheelchair. Anna Jones. CC 2.0 by https://flic.kr/p/4i5oEH

¿Cómo están enfrentado las instituciones culturales las oportunidades y desafíos de la sociedad digital? ¿Qué nuevas prácticas y formatos se están explorando? ¿Están las tecnologías facilitando que las instituciones culturales repiensen su papel social y educativo? ¿Cuáles son los nuevos modelos de institución cultural que están surgiendo? ¿Cómo lo digital está transformando las acciones y los formatos educativos en el ámbito cultural? ¿Es la “educación cultural”, a través de su capacidad para la creación, apropiación y actuación sobre nuestra realidad, el espacio natural para la resignificación de las instituciones culturales? ¿Permiten las nuevas narrativas a las instituciones culturales ir más allá de su tradicional papel de garantes del pasado para convertirse en espacios de creación de futuros colectivos?

Si educar, como dijo Paulo Freire, no es transferir conocimiento sino crear las posibilidades para su propia producción o construcción. Si educar no es formar, sino transformar como también dijo Freire y nos recordó Rufino Ferreras, la pregunta que surge es si ¿están las instituciones culturales, a través de su “función educadora”, asumiendo por fin su papel como agentes de innovación y transformación social y no solo como agentes de transmisión?

Sobre estos temas conversé el viernes 28 de octubre con Rufino Ferreras, responsable de desarrollo educativo del Museo Thyssen-Bornesmiza, Marcos García, director del Medialab Prado y Roberto Romero, socio fundador de Future LightHouse en la mesa redonda sobre nuevos formatos para la educación cultural que organizó la Biblioteca Nacional en el marco de su Jornada de Narrativas Digitales en el ámbito de la cultura.

Public Library of Cincinnati & Hamilton County

Public Library of Cincinnati & Hamilton County

Estaba previsto que habláramos de nuevos formatos para la educación cultural pero al final hablamos poco de formatos y mucho de formas. Poco de contenidos y mucho de procesos. Poco de tecnologías concretas y mucho de cambios culturales. Hablamos de narrativas y de nuevos lenguajes. De narrativas que dan sentido a nuestras vidas y de narraciones colectivas. Hablamos de educación expandida y atención personalizada. Hablamos de la búsqueda de sentido de las instituciones culturales tradicionales y del surgimiento de nuevas instituciones. Hablamos de “nuevas” narrativas y de cómo éstas están permitiendo a las instituciones nuevas maneras de relacionarse con sus públicos. Hablamos de crear entornos donde estas instituciones no se limiten solo a conservar pasados sino también a construir futuros. Lugares donde atender la diversidad y la transdisciplinariedad. Espacios para ir a aprender, en el sentido que le daba Edgar Morin. Espacios donde no vamos a apropiarnos de la verdad sino a dialogar con la incertidumbre. Lugares de encuentro, experimentación y producción. Espacios donde las personas se junten para hacer cosas juntos. Espacios, como dijo Marcos García, para aprender haciendo, juntos y en público.

jeromebruner_cmagro

Os dejo la grabación de las dos sesiones de la tarde.

6 pensamientos en “Narramos para darle sentido a nuestras vidas

  1. “Pensábamos que ir a la biblioteca nos hacía más sabios, que asistir a la escuela nos educaba y que pasear por un museo nos acercaba a lo irrepetible” (…)
    Como personas que estamos en contínua formación y que vivimos en la constante incertidumbre, debemos cuestionárnoslo todo y plantearnos de qué sirven algunas costumbres. Me gusta conocer a gente como tú, Carlos, que me hace colocar en una perspectiva diferente, desde otro ángulo del asunto.
    Desde luego, ir a la biblioteca no nos hace más sabios, al igual que un libro grueso no es mejor que uno delgado si el grueso sólo contiene tonterías.
    Asimismo, el veneno de la adelfa es un mecanismo de defensa frente al medio y a las posibles especies que las amenazan.

    Me interesan las bibliotecas como puntos de encuentro donde confluyen la vida de los barrios, las escuelas y el acceso a la cultura de los más desfavorecidos, de los que no están “conectados al mundo digital” y de los que, por tanto, no tienen el acceso al aprendizaje ubícuo desde un punto de vista tecnológico, se sobreentiende.
    Pero claro, la ubicuidad al estilo de algunas corrientes pedagógicas de otro tiempo contemplaba el aire libre, el espacio cercano a la escuela, la naturaleza y todo lo que pudiera surgir en cualquier momento, en cualquier parte.
    En la asociación donde participé durante cinco años, intentábamos no sólo hablarles de obras de escritores de famosos, sino de trabajar con las ideas que subyacían a los textos y de desarrollar diferentes ideas creativas. Nuestros referentes estaban claros y estarán claros. Por supuesto, podemos cambiar nuestra forma de mirar atendiendo a la experiencia, al ensayo y error básico.
    La escuela, en muchas ocasiones, obstruye en vez de construir, nos adoctrina y nos prepara para una especie de juego social, para ser productores en vez de creadores.
    Los museos, nos resultan ajenos, porque no entendemos (cuando somos niños) cuestiones de la cultura de siglos.
    La erudición no tiene nada que ver con la capacidad de razonamiento.
    Por eso me interesa más incidir sobre el razonamiento y el desarrollo de las capacidades.

  2. Como diría el poeta Sabines…

    Tratar de convencer a otra persona es indecoroso, es atentar contra su libertad de pensar o de creer o de hacer lo que le dé la gana. Yo quiero solo enseñar, dar a conocer, mostrar, no demostrar. Que cada uno llegue a la verdad por sus propios pasos, y que nadie le llame equivocado o limitado. (¿quién es quien para decir esto es así, si la historia de la humanidad no es más que una historia de contradicciones y de tanteos y de búsquedas?)

    Si a alguien he de convencer algún día, ese alguien he de ser yo mismo. Convencerme de que no vale la pena llorar, ni afligirse, ni pensar en la muerte. la vejez, la enfermedad y la muerte, de buda, no son más que la muerte, y la muerte es inevitable. Tan inevitable como el nacimiento.

    Lo bueno es vivir del mejor modo posible. Peleando, lastimando, acariciando, soñando. (¡pero siempre se vive del mejor modo posible!) mientras yo no pueda respirar bajo el agua, o volar (pero de verdad volar, yo solo, con mis brazos), tendrá que gustarme caminar sobre la tierra, y ser hombre, no pez ni ave.

    No tengo ningún deseo de que me digan que la luna es diferente a mis sueños.

    Jaime Sabines

  3. Pingback: Educación, TICs, formación y mucho más! | Pearltrees

  4. En mi infancia un lugar al que asistía con entusiasmo era sin duda a las bibliotecas de mi comunidad y que al paso del tiempo aún se conservan en el mismo sitio y con las mismas ediciones de aquel entonces. Algunas de ellas, se han integrado a la vida digital con formatos en PDF, sin embargo como muchos fui incrementando mi acervo bibliotecario en casa.
    Sin embargo, con la era digital y con las exigencias de los alumnos en las aulas, dejé el libro por el móvil, las narraciones orales por los audio libros, cambiando los aprendizajes y técnicas de enseñanzas para mis pupilos. La biblioteca escolar en su metamorfosis vislumbra las aulas de medios, posibilitando el acceso inmediato a la información desde el pupitre proyectado al resto del grupo. La incertidumbre surge cuando los docentes que aprendimos lo conceptual de los libros (con olor a neftalina) enseñamos digital y virtualmente.

  5. Pingback: Bibliotecas – Bibliotecasanagustinlosnegrales

  6. Pingback: Narramos para darle sentido a nuestras vidas | ...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s