Educación/Innovación/Organización digital

Better Skills, Better Jobs, Better Lives

Las competencias (skills) se han convertido en el nuevo mantra de nuestro tiempo. Si durante décadas los discursos oficiales equipararon educación con progreso, escolarización con igualdad y nivel educativo con movilidad social hoy es la adquisición de competencias lo que se revela como el elemento clave y diferenciador, capaz de asegurar un crecimiento inteligente, sostenible e integrador durante los próximos años y de garantizar empleo de calidad a las generaciones futuras. No es solo una cuestión de bienestar económico individual o de crecimiento macroeconómico como sociedad, afirman reiteradamente los adalides del nuevo discurso. Adquirir las competencias adecuadas tiene que ver sobretodo con promover la movilidad social, combatir la desigualdad y mejorar la vida de las personas. Detrás de este nuevo paradigma sigue estando la hipótesis de que más educación se traduce en mayores oportunidades y en una mejora de la calidad de vida. Sigue siendo válida la afirmación de Paulo Freire de que “Calidad de la educación; educación y calidad de vida, no importa en qué enunciado se encuentren, educación y calidad son siempre una cuestión política, fuera de cuya reflexión y comprensión no nos es posible entender ni una ni la otra“. Pero se ha producido un giro. Ya no es suficiente con adquirir conocimientos, necesitamos aprender a hacer, avanzar desde la acumulación de contenidos hacia la adquisición de contenidos.

Pensar en competencias es pensar en un sistema integrador e integral. Un sistema que nos permite aunar aprendizaje formal e informal, aprendizaje obligatorio y vocacional, aprendizaje infantil y adulto, aprendizaje experto y aprendizaje entre pares, cognitivo y emocional. Es pensar en un sistema orientado a aprender haciendo y a aprender a aprender, un sistema orientado a hacer y a resolver problemas, orientado hacia la inteligencia ejecutiva.

Herreros en Potosí a finales del s.XIX

Herreros en Potosí a finales del s.XIX

Son varios los informes que, en el último año, se han publicado tanto desde organismos públicos como privados y que inciden en este argumento, identificando acciones y recomendaciones para mejorar las políticas públicas sobre competencias (nacionales, europeas y mundiales). El término es polisémico al tiempo que son varias las palabras que usamos de manera casi sinónima. Podemos simplificar afirmando que hablar de competencias es hablar de poner en acción los diferentes conocimientos, habilidades, capacidades, atributos y valores adquiridos por una persona a lo largo de su vida y hacerlo de manera integral y útil para los ámbitos de vida personal, social y laboral.

Hace unos meses, la OCDE publicó un extenso informe titulado “Better Skills, Better Jobs, Better Lives: A Strategic Approach to Skills Policies“, enfocado principalmente a ayudar a los Estados a evaluar, comparar y mejorar sus sistemas nacionales de competencias. En él se afirmaba que “las competencias se habían convertido en la divisa global del siglo XXI”. Que “sin una inversion apropiada en la adquisición de competencias, las personas corren el riesgo de situarse en los margenes de la sociedad, el progreso tecnológico corre el riesgo de no convertirse en crecimiento económico y los países dejar de ser competitivos en la exigente sociedad del conocimiento actual”.  Pero en ese mismo informe se advertía del riesgo de devaluación de esta divisa, debido a la rápida desactualización de las competencias y a la acelerada evolución de las demandas del mercado laboral. Las competencias no se convierten directa y automáticamente en empleo y crecimiento. Son necesarios, tal y como señala, entre otros, el último informe de Mckinsey sobre ¿cómo diseñar un sistema de educación-empleo que funcione?, la actualización constante y el aprendizaje permanente y, desde el punto de vista de la sociedad, unas políticas que garanticen la adecuación de las competencias a las demandas del mercado laboral. La solución pasa por invertir en el sistema de competencias a lo largo de toda la vida, desde la infancia y las etapas de enseñanza obligatoria hasta la edad adulta y el aprendizaje permanente en el ámbito laboral.

Mujeres trabajando en la fábrica de conservas. Foto tomada en Conservas Herrero a principios de los años 30.

Mujeres trabajando en la fábrica de conservas. Foto tomada en Conservas Herrero a principios de los años 30

El informe de OCDE (resumen ejecutivo (en) y texto completo (en)) tiene como objetivo principal servir de guía a los gobiernos para diseñar sus sistemas de competencias, bien desde el ámbito de la educación o desde la esfera del mercado laboral. Y hacerlo implicando a todos los stakeholders (políticos, gestores, empleadores, empleados, profesorados, estudiantes..). Hacerlo para que la inversión final ayude tanto a transformar la vida de las personas como a mejorar la economía global. Busca facilitar el desarrollo, en suma, de un “buen” sistema de competencias que permita:

  1. Desarrollar las competencias adecuadas a las necesidades del mercado laboral.
  2. Asegurar que se utilicen las competencias existentes.
  3. Combatir el desempleo y apoyar a los jóvenes en su incorporación al mercado laboral haciendo uso de sus habilidades y competencias.
  4. Fomentar la creación de empleos con más valor añadido para poder competir en la actual economía globalizada.
  5. Explorar vínculos entre las distintas políticas gubernamentales.

Busca también responder a preguntas como ¿qué competencias son necesarias en las actuales economías? ¿Cómo pueden estudiantes y trabajadores prepararse para el incierto mercado laboral? o ¿Cómo puede un país asegurar que las competencias existentes se usan de manera productiva?. Las respuestas pasan por tener en cuenta al menos los siguientes aspectos:

  1. Priorizar la inversión de unos recursos cada vez más escasos. 
  2. Fortalecer las políticas de aprendizaje a largo de la vida (Life long learning). Integrar e incorporar todos los ámbitos de adquisición de competencias, desde las etapas de educación infantil a traves del aprendizaje reglado hasta el aprendizaje en la edad adulta (life long learning) en entornos de aprendizaje tanto formal como informal.
  3. Fomentar un acercamiento global. Si las competencias deben desarrollarse a lo largo de toda la vida es imprescindible la involucración de todos los ámbitos de gobierno (educación, ciencia, industria, empleo, trabajo, asuntos sociales, economía…)
  4. Considerar el corto y el medio plazo. Los sistemas de competencias deben ser capaces de mantener la visión estratégica a medio-largo plazo al tiempo que deben responder rápidamente a los cambios y a las contingencias del corto plazo.
  5. Alinear e implicar a todas las administraciones (Local, regional y estatal).
  6. Incluir a todos los stakeholders. Un sistema integral de competencias no solo debe involucrar a todos los ámbitos de decisión territoriales y departamentales sino también a empleadores, asociaciones profesionales y sectoriales, cámaras de comercio, sindicatos, instituciones educativas y por supuesto a las personas (trabajadores, estudiantes…).
  7. Adoptar una perspectiva global
Trabajadoras en una fábrica de Venecia en 1930

Trabajadoras en una fábrica de Venecia en 1930

Tres son las palancas que propone activar:

  1. Desarrollar competencias relevantes. Es decir preocuparse de la cantidad y de la calidad.
  2. Activar la oferta de competencias.
  3. Hacer un uso efectivo de las competencias existentes,

Y sugiere para cada una de estas palancas una serie de acciones:

1. ¿Cómo mejorar la cantidad y la calidad? 

  1. Fomentando el aprendizaje.
  2. Facilitando la entrada en el país de personas con las competencias necesarias.
  3. Favoreciendo políticas internacionales compartidas.

2. ¿Cómo favorecer que los ciudadanos aporten sus competencias al mercado laboral?

  1. Activando e incorporando a las personas al mundo laboral. 
  2. Reteniendo activos a las personas con más competencias.

3. ¿Cómo asegurar que se hace el mejor uso de las competencias existentes?

  1. Asegurando que las personas hacen un uso efectivo de sus competencias.
  2. Incrementando la demanda de competencias de alto-nivel.

El informe es, como decíamos, extenso y muy completo en recomendaciones y acciones concretas. Merece desde luego una lectura detallada y pausada. Se complementa bien con una serie de informes recientes que abordan la cuestión desde otras perspectivas. Así, desde el punto de  vista educativo sobresalen el informe de Eurydice, Developing Key Competences at School in Europe. Challenges and Opportunities for Policy, y los informes del Centro Europeo para el desarrollo de la Formación Profesional (CEDEFOP):  Future skills supply and demand in Europe (2012) y Skills supply and demand in Europe (2012). Desde el punto de vista del empleo con la Agenda for new skills and jobs de la Unión Europea y su estrategia 2020. Y desde el punto de vista del mercado por el informe McKinsey: ¿Cómo diseñar un sistema de educación-empleo que funcione?.

Niños de la fábrica de algodón de Daniel Manufacturing en Lincolnton. Carolina del Norte. 1908

Niños de la fábrica de algodón de Daniel Manufacturing en Lincolnton. Carolina del Norte. 1908

Aceptar este discurso, como decíamos al principio, supone reconocer la complejidad de las políticas de fomento de las competencias pero también el potencial y la oportunidad del aprendizaje entre iguales y de su fuerza transformadora.  Al final de lo que se trata es de desarrollar políticas que transformen competencias en empleos, en crecimiento económico y en mayor inclusión social. Es transitar desde el aprendizaje de contenidos al de competencias. Es construir un sistema que nos permita  aprender a aprender (Peter Drucker). Es hacer nuestra la recomendación del informe Fauré (UNESCO 1972): “Ya no se trata de adquirir, aisladamente, conocimientos definitivos, sino de prepararse para elaborar, a todo lo largo de la vida, un saber en constante evolución y de «aprender a ser»”.

Un pensamiento en “Better Skills, Better Jobs, Better Lives

  1. Pingback: Better Skills, Better Jobs, Better Lives | Personal e-Learning Environments | Scoop.it

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s